viernes, 2 de septiembre de 2011

la evolucion de la vida

HACE 130 años apareció El origen de las especies; en general los científicos vieron en el libro de Darwin la explicación más lúcida de muchas observaciones biológicas; y para 1900 los profesionales de la biología y muchos pensadores en otras áreas del saber eran evolucionistas convencidos. Sin embargo, para muchas personas con mentalidad religiosa fundamentalista no puede haber compromiso entre la teoría de la evolución y las enseñanzas religiosas tradicionales y se niegan a admitirla aun hoy, cuando es un pilar de la biología moderna. Por ello no es ocioso explicar en unos renglones las pruebas de la evolución.
En su búsqueda de especímenes raros los curiosii del Renacimiento encontraron restos petrificados de seres vivos. El catálogo de fósiles es hoy inmenso y demuestra que hubo formas vivas que ya no existen y que las formas vivas actuales no existían en épocas pretéritas pues no hay fósiles de perros o caballos contemporáneos de los dinosaurios. Al hacer un corte profundo en la tierra se encuentran estratos con fósiles cada vez más antiguos, y conforme el corte es más superficial las formas fósiles son más parecidas, en general, a las de hoy; existen series como la del elefante y la del caballo que muestran la transformación gradual del animal. Todo ello es un fuerte indicio de que las actuales formas de vida provienen de otras diferentes muy antiguas. La alternativa sería postular que el Creador destruyó y volvió a formar no sólo una, sino muchas veces a todos los seres vivos. La doctrina de una serie muy grande de creaciones sucesivas (no de una sola creación), conocida como creacionismo, terminó por caer en descrédito y ser abandonada de maneral general. La creencia en el origen de los seres vivos por una única creación divina siempre ha tenido seguidores; de hecho, modernamente ha habido un resurgimiento de ideas antievolucionistas, sobre todo en algunos grupos religiosos y tradicionalistas de los Estados Unidos.
Además de poeta, Goethe fue filósofo. Al advertir las similitudes en el plan general de construcción de los vertebrados por un lado y de las plantas por el otro elaboró la Naturphilosophie. En ella se plantea que el Creador habría diseñado sendos planes maestros para el animal primordial (Urtiere) y para la planta primordial (Urpflanze), seres que no habrían existido realmente sino como "planos" o esquemas conforme a los cuales se construyen las diversas especies con sus variaciones específicas. Esta teoría fue abandonada pero dio origen a la anatomía comparada. Observando el brazo de un hombre, el ala de un murciélago y la aleta de una ballena, se comprobará que todos los mamíferos tenemos los mismos huesos articulados de manera similar. Esta conformidad con un plan básico indica que deben existir relaciones de parentesco entre todos los mamíferos, por diferentes que sean sus formas y sus hábitos de vida.

Charles Robert Darwin (12 de febrero de 180919 de abril de 1882)

fue un naturalista inglés que postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. La evolución fue aceptada como un hecho por la comunidad científica y por buena parte del público en vida de Darwin, mientras que su teoría de la evolución mediante selección natural no fue considerada como la explicación primaria del proceso evolutivo hasta los años 1930,1 y actualmente constituye la base de la síntesis evolutiva moderna. Con sus modificaciones, los descubrimientos científicos de Darwin aún siguen siendo el acta fundacional de la biología como ciencia, puesto que constituyen una explicación lógica que unifica las observaciones sobre la diversidad de la vida.2
Con apenas 16 años Darwin ingresó en la Universidad de Edimburgo, aunque paulatinamente fue dejando de lado sus estudios de medicina para dedicarse a la investigación de invertebrados marinos. Posteriormente la Universidad de Cambridge dio alas a su pasión por las ciencias naturales.3 El segundo viaje del HMS Beagle consolidó su fama como eminente geólogo, cuyas observaciones y teorías apoyaban las ideas uniformistas de Charles Lyell, mientras que la publicación del diario de su viaje lo hizo célebre como escritor popular. Intrigado por la distribución geográfica de la vida salvaje y por los fósiles que recolectó en su periplo, Darwin investigó sobre el hecho de la transmutación de las especies y concibió su teoría de la selección natural en 1838.4 Aunque discutió sus ideas con algunos naturalistas, necesitaba tiempo para realizar una investigación exhaustiva, y sus trabajos geológicos tenían prioridad.5 Se encontraba redactando su teoría en 1858 cuando Alfred Russel Wallace le envió un ensayo que describía la misma idea, urgiéndole Darwin a realizar una publicación conjunta de ambas teorías

darwin y e lmono

La vida de Charles Darwin ocupa todo el siglo XIX (1808- 1882), pero su momento de gloria ocurrió en 1859 al publicarse su libro El origen de las especies. Como todo gran hombre, Darwin era hombre de su época y como toda gran obra su teoría respondió a su época. Tiempo atrás ya se habían expresado ideas sobre la evolución y conforme aumentaba el catálogo de plantas y animales más se hacía sentir la necesidad de una teoría unificadora que concertara la masa creciente de conocimientos: la evolución era un concepto tan necesario que estaba "en el aire de la época."
Por estos años la industrialización crecía en Inglaterra a pasos de gigante, lo que trajo consigo —entre muchos fenómenos sociales— la explosión de las poblaciones urbanas, el hacinamiento en barrios miserables y la carestía de los alimentos. Esto llevó a Malthus a predecir una catástrofe que no se produjo porque ocurrió también una revolución agraria que aumentó la producción de los alimentos. Este acontecimiento indica lo peligroso de hacer predicciones, pero los profetas del desastre como el Club de Roma, no asimilaron la lección y cien años más tarde volvieron a predecir catástrofes no ocurridas.
Darwin conoció los esfuerzos de los grandes terratenientes ingleses que habían descubierto el método del pedigree para mejorar sus ganados, que es una forma empírica de manipular los genes y obtenían las primeras razas mejoradas de caballos, toros y ovejas. Conoció también la Revolución Industrial y estuvo de acuerdo con Malthus sobre la inadecuación entre el aumento de alimentos y el de la población. Por otra parte, tenía gran acopio de notas tomadas durante su viaje como naturalista alrededor del mundo en el Beagle. Había estado meditando sobre estas notas durante casi treinta años. El resultado de sus observaciones y meditaciones fue la teoría darwiniana de la evolución.

Gregor Johann Mendel (20 de julio de 182216 de enero de 1884)

fue un monje agustino católico y naturalista nacido en Heinzendorf, Austria (actual Hynčice, distrito Nový Jičín, República Checa) que describió, por medio de los trabajos que llevó a cabo con diferentes variedades del guisante (Pisum sativum), las hoy llamadas leyes de Mendel que rigen la herencia genética. Los primeros trabajos en genética fueron realizados por Mendel. Inicialmente realizó cruces de semillas, las cuales se particularizaron por salir de diferentes estilos y algunas de su misma forma. En sus resultados encontró caracteres como los dominantes que se caracterizan por determinar el efecto de un gen y los recesivos por no tener efecto genético (dígase, expresión) sobre un fenotipo heterocigótico.
Su trabajo no fue valorado cuando lo publicó en el año 1866. Hugo de Vries, botánico neerlandés, Carl Correns y Erich von Tschermak redescubrieron por separado las leyes de Mendel en el año 1900.2


MENDEL Y EL GENE

Un día del año 1865 el monje agustino Gregor Mendel tuvo la idea de cruzar plantas de chícharo en el jardín de su monasterio: cruzó plantas altas con bajas, de semilla verde con de semilla amarilla, de semillas lisas con rugosas. Luego observó a los descendientes y contó cuántos individuos mostraban tal carácter y cuántos mostraban tal otro; como resultado descubrió las leyes de la herencia. El trabajo se publicó, pero por razones discutibles no fue apreciado. Hasta 1900, cuando se descubrió la "Memoria " en una revista científica de escasa circulación, se comprendió su enorme importancia. Diversos investigadores se lanzaron a comprobar las observaciones de Mendel tanto en plantas como en animales, y Morgan estableció que las "unidades de la herencia" van en los cromosomas y les puso el nombre de genes. En pocos años se desarrolló un cuerpo de doctrina y nació una nueva ciencia, la genética, cuyo desarrollo en los aspectos explicativo, estadístico, molecular, aplicado y evolutivo es en buena parte la historia de la biología en el siglo XX.
En los cromosomas de los gametos existen partículas o secciones (genes) que determinan la aparición de las características hereditarias. Cada gameto del padre o de la madre lleva las características en forma unívoca: "ojos cafés" o bien "ojos azules". Al ocurrir la fecundación y fusionarse los gametos la célula huevo poseerá los genes duplicados "ojos cafés-ojos azules" en algunas características una alternativa domina a la otra, como en el color de ojos, pero otras características pueden aparecer como mezcla de las dos, por ejemplo "flor roja-flor blanca" determina en algunas especies flor rosada. Cuando a su vez el hijo forma gametos los cromosomas se reducirán en número a la mitad y los caracteres que estaban en duplos volverán a quedar en forma unívoca en cada gameto. Al juntarse cromosomas de padre y madre, el hijo hereda todos los genes de ambos progenitores pero en combinaciones que pueden ser diferentes a las de ellos: por ejemplo, puede tener el color de ojos del padre y la forma de la nariz de la madre.
La herencia se determina por factores internos celulares, los genes, y no por los factores del medio en que se desarrolla el individuo: éste es el concepto de línea pura de Johannsen (1903). Un torete Hereford puro que crezca mal nutrido, con parásitos, expuesto al frío o a la lluvia, será un animal desmedrado y débil; sin embargo, si se cruza con una vaquilla igualmente maltratada pero Hereford pura, tendrá un hijo con las características de la raza intocadas y si es bien cuidado y alimentado podrá ser campeón en un certamen, pues los factores del medio afectaron el cuerpo de los padres pero no el contenido genético de los gametos. Los genes corresponden a fracciones de la cadena de ADN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada